El Imperio del Caos

¡Diez meses!

Ha pasado más tiempo del esperado...

Portada11

Después que Svetlana se recupera del impacto que sufrió al contactar al Elder Thing, comenta con sus compañeros que ese olvidado ser había logrado influir en el Dios primigenio, guiándolo hacia el mar. Además, la aparente “llamada” de auxilio que escuchaba en su mente, no estaba dirigida para ella sino para otras criaturas de la misma especie. La druida comparte lo que aprendió de esta criatura y la importancia que el misterioso orbe tiene para esa raza caída de las estrellas.

El clérigo de Irori, pone particular atención en las extrañas marcas circulares grabadas a los pies de la criatura. Estas marcas le recuerdan la geometría sagrada de “la flor de la vida”, así que las copia para después borrarlas y sustituirlas con unas diferentes.

Ante esa prerrogativa, el grupo trata de localizar al Elder Thing pero la criatura se ha escondido muy bien entre las raíces y lianas de la gran caverna, por lo que el clérigo decide cortar parte de las lianas formando una gran cruz que tiene como centro el lugar en el que estaba la criatura.

Después de una horas de trabajo, todo el grupo concluye que han logrado su cometido y es hora de salir de la gran tortuga para buscar la forma de alcanzar al ejercito Elfo y prepararse para la batalla contra el ejercito verde. Ahora entienden que el orbe es de gran importancia y posible piedra angular de todo este conflicto, por lo que se ven urgidos a reunirse con los elfos y Sasha lo antes posible.

El hechicero Aerys le dice a Svetlana que ella deberá cuidar del orbe de ahora en adelante y le entrega la piedra envuelta en varias telas. Después de eso, el grupo se encamina en busca de la salida, buscando lo que ellos suponen será la boca, nariz o los ojos de esta antigua entidad. Pasean por los túneles hacia el oeste, evitando los cubos gelatinosos ,con la secreción de las plantas como aprendieron antes.

En el camino Awrr-El, el monje-clérigo, nota que a las enredaderas presentes en los túneles, le han germinado varias flores de color pálido y decide cortar un bulbo para llevarlo como muestra, pero al hacerlo respira el polen de las plantas y un sopor lo invade haciendo que por un instante se sienta adormecido. La fortaleza del medio-orco evita que caiga presa del sueño y alerta a sus amigos para que eviten respirarlo, pues deducen que la continua exposición los desmayaría y no podrían evitar ser desintegrados por los cubos gelatinosos que continúan sus silenciosas rondas.

Extremando precauciones el grupo llega hasta un pozo de varios metros de ancho, que sube y baja hasta perderse en la obscuridad. Sirim desciende a investigar hasta donde una soga le permite y solo escucha grandes cantidades de agua que se mueven varios metros por debajo de él, mientras que con la ayuda de unos pitones improvisados, Awrr-El escala y descubre a un enemigo arquero a unos 60 metros de alto, en un balcón natural de el pozo, donde nuevamente hay iluminación pero esta vez se trata de luz solar.

La falta de sigilo al comunicarse ha alertado al arquero que no logra distinguir en la distancia a sus enemigos, pero se mantiene vigilante todo el tiempo. Para evitar el ataque de el arquero, el grupo decide desplazarse sobre las paredes del pozo para reducir el ángulo de visión y de ser posible atacar por sorpresa; y en una maniobra conjunta lo consiguen, haciendo que el hombre-rana que los amenazaba caiga decenas de metros por el pozo.

Aunque el magus Gusi-gu tiene algunos problemas al escalar, finalmente todos logran llegar hasta ese balcón natural, que es una poza no mas profunda que unos centímetros, donde lo único vivo son plantas acuáticas que también funden sus raíces con la piedra, haciendo las veces de un primitivo sistema ocular.

El grupo decide descansar y reponerse de sus heridas en lo que el Monje sale a través de 2 membranas en la parte superior del lugar, que es por donde entra la luz del sol. Sin embargo mientras para el monje solo pasan unos segundos, el resto del grupo disfruta de un descanso de varias horas. Al regresar Awrr-El y platicar con el grupo, descubren que el paso del tiempo asincrónico, no es con la relación que ellos pensaban, sino que se va duplicando cada cierto ciclo, por lo que en el exterior debió pasar mucho más tiempo del que suponían.

Apresurados para no perder más tiempo, todos pasan por las membranas y descubren que están en lo que sería la cabeza de Gran A’Tuin, la gran tortuga, y que al frente solo pueden ver el mar en el atardecer, lo que los lleva a suponer que el primigenio dios ya se encuentra muy lejos de la playa.

El clérigo, el bardo, el hechicero, la druida y el magus, deciden investigar un pequeño hilo de humo que se nota a la lejanía, por lo que se dividen en 3 grupos y marchan presurosos bajo la iluminación de una luna menguante, sin embargo, en su premura Gusi-gu, Awrr-El y Svetlana caen presos, mientras Sirim y Aerys evitan la captura y siguen a sus amigos a buena distancia.

Los 3 aventureros presos, son llevados ante la presencia de Inglor Tasartir, el líder de la patrulla élfica apostada en la parte más alta de la cabeza de Gran A’Tuin para evitar incursiones del enemigo. En ese momento el grupo se entera que en el exterior han pasado 10 meses desde que entraron a la tortuga y que la batalla con el ejercito verde ahora se lleva a cabo sobre el inmenso caparazón del primigenio ser.

Inglor los interroga y duda de sus palabras, pero decide llevarlos ante la presencia de Sasha que se encuentra en el campamento élfico en uno de los montes del caparazón. Toda esa plática la escucha a la lejanía Sirim y usando su mágica de Bardo envía un mensaje a Oakland y el resto del grupo, que se quedó esperando unos metros adelante del lugar por el que salieron de la tortuga.

Atados, los 3 prisioneros inician el camino hacia el campamento y junto con sus 5 captores son atacados por una patrulla del ejercito verde, que mata a 3 elfos antes de huir mágicamente.

Penosamente los aventureros logran llegar al campamento de las fuerzas aliadas de elfos y humanos, donde las noticias son sorprendentes y nada alentadoras…

Comments

dragon_obscuro

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.