El Imperio del Caos

EL RAPTO DE SASHA

La reina ha sido raptada y el grupo debe encontrarla cuanto antes

Portada27.png

EL RAPTO

La noche abraza a devastadores e imposibles que vuelan durante horas a la playa, esperanzados en que la reina y el clérigo curador no hayan errado el camino como le sucedió a ellos. Con la luna como única iluminación, sobrevuelan un pequeño poblado pesquero que muestra huellas de combate reciente. El primero en descender es el rey, que toma por sorpresa a los pescadores quienes reaccionan temerosos y precavidos. La actitud soberbia del rey provoca que sea atacado hasta ser dominado por la superioridad numérica de sus antagonistas. Antares y Kratos también descienden y deponen su armas para demostrar que viajan sin intenciones agresivas, pero todo se complica cuando Aerys guía a su murciélago gigante para que ataque y devore a un pescador.

La promesa incumplida de Antares, de revivir al pescador que mató el murciélago y la actitud agresiva de Alduin, quien toma prisionero y amenaza de muerte al viejo jefe del pueblo, complican las cosas. Prudencia desciende en su murciélago para calmar la situación, aunque lo único que logra es enardecer la ira de Igor, el protector del pueblo, que pelea con una espada en la mano derecha y un morral en su pecho. La habilidad de guerrero no es suficiente para lastimar a Prudencia, quien aprovecha para invocar un hechizo contra Igor, sin embargo, en el fragor de la batalla Prudencia falla y solo alcanza a tocar el morral del guerrero, percatándose de inmediato que dentro del morral se encuentra Mina, la hija primogénita de Sasha y el rey.

Enloquecido, Igor huye hacia la playa, seguido de cerca por Prudencia quien trata de calmar la situación y ayudar a Mina. El conflicto vive un momento intenso que se resuelve cuando todos pueden platicar y explicar lo que sucede. En la plática devastadores e imposibles se enteran que la reina Sasha, en efecto llegó a la playa hace algunos días pero fue atacada por un ejército de hombres lagarto que también arrasó con el poblado de pescadores. La fortuna decidió que los hombres lagarto no se percataran de Mina, por lo que la primogénita quedó al cuidado de Igor.

Un reconocimiento aéreo por parte de Awrr-El descubre huellas de grandes y pesadas bestias, posiblemente dinosaurios, que se dirigen hacia el este. Todos saben que eso significa viajar por el pantano. El grupo pasa la noche en el poblado de pescadores y se alista para viajar al amanecer.

UNA DECISIÓN EQUIVOCADA

A despuntar el alba, el grupo emprende el viaje. Después unas horas llegan al borde del pantano y se enfrentan decisión de bordearlo o atravesarlo. El rey le ordena a Alduin internarse en pantano para rastrear a la reina, mientras los demás rodean en un recorrido de mayor tiempo y distancia. Sin embargo la decisión de Oakland posiblemente no es la más sabia, pues las habilidades de Alduin no son las idóneas para hacer un rastreo en esa zona. Aunque el ladrón es acompañado por el Búho Percival y el elemental de aire Jijo, al caer la noche el sorpresivo ataque de un fuego fatuo pone de manifiesto las carencias de Alduin y su guardia. Para su buena fortuna, se encuentra con una guerrera del ejercito de Asdrubal que viajaba como guardia personal de la reina, y que también sigue el rastro de las gigantescas bestias.

El lazo telepático que el resto del grupo mantiene con Alduin los alerta de la situación por lo que arman un rescate que los hace perder un día más. Al ocultarse el sol todos se reunen nuevamente y el grupo se encuentra indeciso, cansado y molesto por la pérdida de tiempo. Además, el avistamiento de patrullas Gnoll cerca de la zona, los mantiene nerviosos y en alerta. Los aventureros deciden pasar la noche en un árbol, y con los poderes mágicos combinados de Prudencia y Oakland instalan un tapanco a 15 metros del piso en un árbol. Prudencia sella la zona con un hechizo que evita que sean rastreados por medios comunes.

UNA NOCHE 97% AGITADA

Cuando apenas han dormido un par de horas, los aventureros despiertan por el ataque de Rust monsters, que enardecidos trepan el árbol para alimentarse con los objetos metálicos de los aventureros. La batalla es corta y devastadores e imposibles fácilmente dan cuenta de las bestias, aunque a costa de algunas pertenencias metálicas normales y mágicas.

La batalla contra las bestias devoradoras de metal llama la atención de un Dracolisco, que amenazador se mueve entre los árboles, directamente hacia el campamento de los aventureros. El primero en avistarlo es el rey que usando su catalejo, coincide con la mirada del semi-dragón y su piel se torna en fría y dura piedra. Pero la férrea voluntad del rey y su habilidad heroica lo liberan de la petrificación y con sus poderes de la naturaleza, convence a los árboles para que se doblen sobre la bestia y dificulten su paso. El poderoso Magus Gusi-gü “Azote de los Slaads; Consejero y General de guerra; Caballero devastador de Asdrubal; Doble Esquivo de la Muerte e Ileso entre los Undeads” también participa y después de encantar una flecha, dispara sobre el dracolisco y lo envuelve en una negra bruma que le obscurece la visión.

Aprovechando la confusión de la criatura, el grupo escapa en sus murciélagos aunque saben que la bestia está furiosa y también puede seguirlos volando. Devastadores e imposibles están cansados, desvelados y ahora, perseguidos a mitad de la noche por una poderosa y enfurecida criatura. La misión de rescate se ha convertido en una misión de supervivencia.

Comments

dragon_obscuro

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.