El Imperio del Caos

LA VISITA DE ANTÓNIDAS

La visita de un poderoso mago cambia la forma de viajar de los héreoes.

Portada32.png

ANTÓNIDAS, EL PODEROSO MAGO TRANSDIMENSIONAL.

Mientras aún platican al respecto, son interrumpidos por una luz brillante y humo azufroso del que aparece la figura imponente de Antónidas, un épico mago del que existen crónicas increíbles. El poderoso mago les ofrece un trato al que no se pueden rehusar y algunos de los devastadores e imposibles desaparecen solo para reaparecer 30 segundos después, contando una historia increíble sobre el rastreo y cacería de una bestia mágica conocida como Papachupa y el “Cuervo de la tormenta”, un barco volador que recibieron a modo de obsequio por parte de Antónidas, quien ha dicho que podría volver a requerir sus servicios más adelante.

GUERREROS DE LAS SOMBRAS

Reunidos todos nuevamente, la decisión grupal es partir a la mañana siguiente rumbo a la gruta en que se encuentra uno de los codiciados sólidos elementales. Justo al Sur de la montaña del rey David (Bowie), por lo que cada integrante se prepara y alista todo lo necesario. Alduin sale de la casa y decide hacer unas compras en el mercado negro, donde encuentra una variedad de objetos mágicos interesantes y aunque podría comprarlos todos, la prudencia lo lleva a solo pagar por un par de objetos para evitar levantar sospechas. Sin embargo también recibe un mensaje por parte de los gitanos para que los visite a la brevedad pues aparentemente algo malo ha sucedido. Preocupado por el mensaje, Alduin se levanta temprano y corre a visitar a los gitanos, donde se entera que él y sus aliados han sido descubiertos y sobre su cabeza pesa una recompensa cuantiosa. Además los guerreros de las sombras han sido convocados para dar cuenta del grupo, lo que complica la situación y aumenta la desconfianza.

EL PRIMER SOLIDO ELEMENTAL: TIERRA

Sabiendo que tienen un par de días antes que los guerreros de las sombras los encuentren, el grupo sale de la ciudad, abordan el “Cuervo de las tormentas” y navegan en los aires rumbo a la montaña del rey David. Una vez ahí, ubican desde el aire una gran garganta en la tierra e intuyen que dentro de ese lugar se debe encontrar el primer sólido que buscan. El grupo desciende en botes flotantes hasta el piso y después por medio de cuerdas bajan por la profunda garganta. El descenso es de aproximadamente 100 metros en vertical y al llegar al fondo, encienden antorchas que les permiten iluminarse. Los aventureros se internan en la gruta y después de unos minutos de avance se topan con una asquerosa sustancia pegajosa, similar a la tela de una araña pero en grandes cantidades por toda la cueva. Absortos en sus pensamientos, apenas notan a unas criaturas de ocho patas y una larga cola que se abalanzan contra ellos, tratando de abrazar sus rostros con sus largas y esqueléticas patas. La maestría que les ha dado el campo de batalla, impide que los “abrazacaras” consigan su objetivo, sin embargo una de éstas criaturas salta entre Sasha y Dulce, que tratan de reaccionar para evitar el temido abrazo.

Comments

dragon_obscuro

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.